Siempre has querido ir con él o con ella a un partido, porque ves como le brillan los ojos cuando empieza un partido de su Real, porque le has visto apenarse ante las derrotas y brincar de alegría ante los triunfos, pero siempre has pensado que eso era complicado. Que al campo solo iba la gente que era socia, que no conocías a nadie que pudiera dejarte unos carnets y mil problemas más.
No es así. Lo que más sorprende a la gente que nos contacta por primera vez es la facilidad para viajar al Bernabéu y ver un partido. Así que haz la prueba y sé tú el siguiente sorprendido y regala ilusión.